Salvemos a los Arboles

tiomiguel@arbolcobre.cl




El cobre es certificado como el primer metal con propiedades bactericidas y antisépticas.
El Cobre y la Vida.
70 mil infecciones intrahospitalarias tendrían merma con uso del cobre.
Ya en Grecia en el siglo V antes de Cristo, Hipócrates curaba las heridas abiertas y las irritaciones de la piel usando cobre. Recién este año la Agencia de Proteccción Ambiental de EEUU certificó al material como el primer metal con propiedades bactericidas y antisépticas.


Esta prueba significa que el cobre y sus aleaciones ayudan a controlar la incidencia de infecciones en el área de la salud y alimentación. De hecho, ya se aplica en telas cubiertas con óxido de cobre y en hospitales de Alemania, Inglaterra, EEUU y Japón para inhibir la proliferación de gérmenes.
"La autorización abre un mundo de oportunidades para la industria cuprífera; si el metro, por ejemplo, fuera hecho con productos que tuvieran cobre un montón de bacterias no existirían", dijo Miguel Riquelme, director ejecutivo de ICA Latinoamérica, la principal agencia de promoción del cobre en el mundo.
Esta certificación puede, entre otras cosas, contribuir a eliminar infecciones intrahospitalarias, explicó Guillermo Figueroa, jefe de microbiología del Instituto de Nutrición y Tecnología de Chile, que en el país se calculan en 70.000 al año, con un costo aproximado de USD 70 millones anuales.

La potencial demanda en quirófanos, restaurantes y sistemas de aire acondicionado de productos con cobre podría incrementar en medio millón de toneladas al año la demanda mundial del metal dentro de los próximos cinco años.
Al cobre, incluso,  se lo sitúa por sobre el acero inoxidable y permite una masiva utilización en hospitales y centros médicos, donde puede ser empleado en camillas, barandas de cama, superficies operatorias y bandejas, entre otros elementos. En base a una serie de descomposiciones químicas, también puede impregnarse en fibras textiles, con las que se fabrican sábanas, toallas y apósitos, que han demostrado tener una alta capacidad de autoesterilizarse.