Salvemos a los Arboles

tiomiguel@arbolcobre.cl




Prueban en hospital, demuestran que el cobre reduce infecciones.
El Cobre y la Vida.
Un estudio realizado en el Hospital Selly Oak de Birmingham demostró que las superficies con materiales que contienen cobre eliminan un amplio rango de potenciales y dañinos microorganismos – reduciendo significativamente el número de patógenos que pueden entrar en contacto con pacientes, visitantes o el equipo humano que trabaja allí.
La investigación concluyó que los implementos elaborados con cobre tienen sobre un 95% menos de microorganismos, comparado con los mismos implementos elaborados con materiales estándar tales como el acero inoxidable.
El estudio fue liderado por el Profesor Tom Elliott, Microbiólogo y Director Médico de la Fundación de Hospitales de la Universidad de Birmingham (NHS Foundation Trust) que tiene entre sus establecimientos al Hospital Selly Oak.
Elliott destacó que el riesgo de contagiarse con una infección se ha reducido. “Sabemos que el vehículo de contagio son los organismos que se transmiten de una superficie a otra a través del contacto, por lo tanto los resultados son muy interesantes”.
“Las cifras de 90 a 95% de eliminación de esos organismos, aun después de un día agitado en una sección con implementos manipulados por numerosas personas, son impresionantes. Nos muestra un eficiente mecanismo para enfrentar la proliferación de infecciones”, agregó el investigador.
El profesor Elliott fue invitado a presentar estos hallazgos en la prestigiosa Conferencia de Interciencia sobre Agentes Bactericidas y Quimioterapia en Washington DC, USA, que convocó a 10.000 representantes de todo el mundo el pasado 28 de octubre.
La investigación es el resultado de la colaboración entre el Profesor Elliott y dos respetados microbiólogos, el Profesor Peter Lambert de la Universidad de Aston (Birmingham) y el Profesor Bill Keevil de la Universidad de Southampton. Dicha iniciativa es fruto de aportes entregados por la International Copper Association Ltd. de Inglaterra.
Las pruebas de laboratorio realizadas en la Universidad de Aston en Birmingham han demostrado que el número de patógenos fue reducido significativamente cuando estuvieron en contacto con superficies de cobre, en comparación con el acero inoxidable. Por ejemplo, el MRSA fue eliminado en una hora luego de tener contacto con las superficies de cobre.
Para hacerle seguimiento a estos resultados, en el primer estudio clínico de su tipo, los implementos que contienen cobre, incluyendo llaves de agua, pasamanos, manillas de puertas, asientos de baño y barras de cama fueron especialmente elaborados por manufactureros locales y ubicados en una sección clave del Hospital Selly Oak.
En el principal elemento de estudio, los implementos fueron higienizados dos veces al día, lo mismo con los implementos elaborados con materiales convencionales. Las muestras fueron llevadas a la Universidad de Aston donde eran examinados para ver cuantos microorganismos estaban presentes.
Después de cinco semanas, los implementos fueron higienizados y probados por otras cinco semanas. Esta técnica fue diseñada para evitar el prejuicio, causado por implementos usados en diferentes lugares y de diversas maneras.

Para el profesor Elliott, quien ha sido consultor en microbiología por varias décadas y que tiene experiencia en la lucha contra las infecciones, “esta es la primera vez que veo algo como el cobre en términos del efecto que tendrá en el medio ambiente. Hemos hablado de diferentes agentes en el pasado, de limpieza como la clorina y el peroxide de hidrógeno que tienen efecto inmediato pero no duradero como con el cobre”.
“Es lo que yo llamaría un metal inteligente. El cobre trabaja silenciosamente, eliminando microorganismos todo el tiempo. Necesitamos que sea parte de lo que llamamos medidas de cuidado en términos de que permitan prevenir infecciones. Esto nos da otra herramienta para combatir las infecciones que están alrededor nuestro desafiándonos todo el tiempo. Su uso debiera agregarse a las medidas que ya estamos tomando” explicó el investigador.
“Es lo que yo llamaría un metal inteligente. El cobre trabaja silenciosamente, eliminando microorganismos todo el tiempo. Necesitamos que sea parte de lo que llamamos medidas de cuidado en términos de que permitan prevenir infecciones. Esto nos da otra herramienta para combatir las infecciones que están alrededor nuestro desafiándonos todo el tiempo. Su uso debiera agregarse a las medidas que ya estamos tomando” explicó el investigador.

Elliott liderará un estudio más grande, que comenzará el próximo año, para establecer la mejor forma de utilizar los beneficios potenciales de usar cobre. Agregó que no estaba claro cómo el cobre elimina los micros organismos. Se cree que debe realizarse a través de la actividad de iones liberados por el metal. Agregó que el cobre debe atacar a membranas en las paredes celulares de los organismos, no dejándolos alimentarse.

http://www.procobre.org/procobre/noticias/2008/1208.html