Es muy importante para mí, es darle un agradecimiento público a la familia Modrá y toda la gente que trabaja en el Guardián de la Salud, pues todos están impregnados en la buena vibra, desearía que mucha, pero mucha gente conociera su trabajo.

También para mi es importante darles un agradecimiento a todas las personas que desde distintas partes de Chile, me han manisfestado su agradecimiento, y que son los que me dan la fuerza para continuar con esta tarea que me he autoimpuesto, por el bien de todos los hijos y nietos de esta tierra.

Atte, muchas gracias a todos.

El Tío Miguel.
Salvemos a los Arboles
Conocí el Diario de Edición mensual, en Noviembre del 2008, me pare en un kiosco al ver que en un diario en su portada, decía en una de sus noticias:

tiomiguel@arbolcobre.cl




Eso me Bastó para comprar el diario, luego de informarme del reportaje que a mi me interesaba, quedé sorprendido por la seriedad, lo profundo y lo documentado de esta Noticia-Denuncia.
Es así como me adentré en todos los temas que abordaba el Guardián de la salud, quedando con una sensación de alegría. Por fin había un diario que sin pelos en la lengua, defendía y difundía todo lo natural y además denunciaba a las autoridades por malos manejos en el ejercicio de sus funciones; los problemas de salud que ocacionan los productos de los alimentos; desenmascarar las industrias de las enfermedades de la medicina Alopata; el uso de químicos prohibidos en Chile desde los años 80.
Con tal situación y luego de un llamado mió, fui recibido por la editora del diario, la Sra. Natalia Gallardo, ya terminada la reunión, viendo los respaldos que portaba y que lo que yo exponía  entraba justo en la línea editorial del diario, formalizó una reunión con el director Sr. Ronald Modra y su hija Rut, quien actuó de traductora.
Para mi fué un honor el haber compartido esta reunión, con quienes son unos personajes por su cultura, filosofía de vida y por ese gran  coraje que solo se da en forma natural cuando uno habla con la verdad, además de gratamente recibido y escuchado.
Pasos a seguir:
  • Entrevista a  Hans Gildemeister.

  • Visita al Balthus.

  • Visitas a la Virgen del Cerro San Cristóbal, para fotografiar los árboles del Cerro Blanco

  • Visitar la parcela de Patricio Rodríguez y entrevistar a Carlos Rodríguez, Presidente los Agricultores de los Nogales.            
                                                                    

Y así se hizo.
Hans sabia lo de mi proyecto y siempre me ofreció su respaldo ante cualquier medio de comunicación, pues había sido testigo de dos experiencias, siendo la primera con los árboles de su Rancho, los que estaban ubicados frente a los ventanales de su oficina. La segunda fue en su casa, con tres Abedules (Birch) enfermos y uno de ellos parecía estar muerto. Fue en ese momento que llegaron las noticias del cobre y con el concentimiento del dueño de casa, le puse clavos a todos los árboles del lugar, incluyéndo los 3 Abedules enfermos.

En ese tiempo nos fue muy grato ver 2 Abedules, reaccionar favorablemente y con el otro no cabe duda que estaba muerto, la corteza del Abedul es imputrifactible. En el hemisferio norte de donde son originarios estos árboles los aborígenes ocupaban las cortezas para los techos de sus "Casas".
El 20 de febrero del 2009 fue entrevistado en su casa por Rut Modra con el suscrito presente. Fue un alegron el reencuentro, pues habían pasado unos tres años que no nos veíamos, solo contacto telefónicos.
Hans le confirmó a Rut lo que le constataba y personalmente le contó en detalles el caso de los Abedules.
En el momento que nos retirábamos Hans me dice "Miguel, siga con su proyecto en adelante, por que lo que esta haciendo es una buena obra y acuérdese que desde un principio le he ofrecido mi apoyo y lo felicito maestro", esto dicho delante de Rut.
Inmediatamente nos fuimos al Balthus a ver los Eucaliptos que dan inicio a toda esta  historia y me encontré con 2 corpulentos Eucaliptos, pues los otros se salvaron del Phoracanta, pero no pudieron contra el progreso, ocupaban espacios para las actuales instalaciones, unas fotos y al Cerro San Cristobal, subir a la Virgen por el Funicular y desde la cumbre les sacamos unas fotos a los árboles salvados en el Encuentro Continental de Jóvenes del año 1998.
No voy a entrar en detalles, pero si alguien le interesa el tema, esta a su alcance http://ww.guardiansalud.cl pinche ediciones anteriores, periódico Nº 55 Pag. 21. periodista Rocío Munizaga.

Conclusiones de dicha reunion; Hacer un reportaje con visitas a lugares, árboles y testimonio de personas mencionadas en mi pagina Web.
Casa de Hans Gildemeister
Fue una jornada de trabajo, que para mí fue muy productiva, pero faltaba ir a los Nogales a 117 Km. al norte de Santiago. Quedó programado par a mediados de marzo de este año. 
Quedamos de acuerdo con Rut, de que esa salida tendría que ser con su Papá, pues estaba muy interesado en el tema, pero tendría que ser un día domingo, pues los Modrá trabajan todos los días del año, los domingos como es el caso de mi Reportaje.
El 15 de Marzo de este año, se dio la oportunidad con Ronald, Rut y el Tío Miguel nos fuimos a los Nogales,  Don Carlos Rodríguez nos esperaba, quien nos recibió afectuosamente en su casa, hubieron conversaciones muy amenas, y don Ronald dando cátedra de filosofía de vida, contando sus experiencias personales. Por otro lado don Carlos, felicitándome por el tipo de gente que le había llevado.
Entrando en el tema que era el motivo de la visita, nos cuenta don Carlos, que hace 5 años, el cambió los Nogales por Parras, y hoy tiene una gran viña, pero lo que yo había filmado hace 10 años, era en la parcela de su hermano Patricio Rodríguez, en la colocación de los clavos y no había ningún problema en ir a verlo. Árboles que siguen dando una Nuez sana, desafortunadamente Don Patricio se encontraba ausente en su casa.
Me sentí muy emocionado en el momento que volví a ver esos Naranjos, esos Nogales, 10 años después los podía contemplar sanos y salvos.
tiomiguel@arbolcobre.cl




Un detalle importante, en aquel tiempo yo doblaba los clavos hacia el tronco después que entrara 4 o 5 cmts. y en 10 años, el tronco en su crecimiento absorbe el clavo en su interior, así que no pude ver los clavos insertados, lo mismo me pasó con los demás árboles de Santiago.
Ahora recomendaría no doblar el clavo, para que cada anillo anual del árbol, continúe recibiendo las propiedades inmunológicas que les brinda el cobre.
Por otra parte don Ronald, estaba sorprendido por el lugar, tener tanta vegetación por sus aguas subterráneas que están a 2 metros de la superficie, y que hasta en los Cerros pedregosos, tienen plantaciones de árboles frutales, y en la viña de don Carlos, unos tremendos racimos, en fin quedó gratamente impresionado del lugar y de la familia de don Carlos Rodríguez, quedando él invitado junto a su familia.
Miguel Arias, Ronald Modra, Carlos Rodriguez, Rut Modra