Salvemos a los Arboles
tiomiguel@arbolcobre.cl




  • EFECTO

     Me encantaría trabajar con jóvenes estudiantes de agronomía de alguna Universidad, jóvenes que han elegido esta carrera como vocación de servicio, o sea para servirle a la naturaleza y no servirse de ella.
     Iba mas allá la cosa, como ya sabemos que el cobre, es un exelente bactericida, que evita el desarrollo de las bacterias, un fungicida termina con los hongos y ademas un germicida. Todo lo relaciona con el tema.  

     Y por fin el elemento común, supe que todos estos bichos se alimentan de ceculosa, tienen una vida Simbiotica, lo que quiere decir que cohabitan en ellos otra forma de vida, y que son unos microbios o bacterias que habitan en sus aparatos dijestivos, cumpliendo justamente la función de digerir los alimentos. 

     Entonces mi hipotesis es la siguiente: 

           El metal de cobre insertado en la Liber de un árbol actúa como un antibiotico en el torrente de Sabia e un árbol, dejando un ambiente tóxico para estos microbios y pereciendo estos primeros, les dejan una muerte asegurada a los segundos. 

           Luego un árbol liberado de una peste, concentra todas sus energía en producir sólo fruta sana, en el caso de los Frutales 

El cobre con la humedad de la sabia se transforma en sulfato y es ese sulfato el que transporta la sabia a través del árbol completo.
     Sólo me quedaba investigar por mi cuenta. Era un gran acertijo el saber, que elemento común unia tantas variedades de tipos de plagas, pasando por las microscopicas, por paracitos, hongos, larvas etc. Bueno hay uno a la vista, todos se alimentan de celulosa. Pero si el cobre envenenaba la celulosa, matando las plagas, los frutos también saldrían tóxicos para el ser humano. Y muy por el contrario. los frutos salen grandes y sanos, entregando todos los nutrientes naturales que debe dar.
     ¿ Cuando el Cobre no produce un efecto positivo ?

Es cuando un árbol es plantado en lugar alejado de su ambiente natural y se enferman por las raices.

Como ejemplo nombro los Paltos, no soportan terrenos pantanosos, y enfermado por sus raices el árbol está condenado a muerte.